Árbol de la vida

El Árbol de la Vida es un árbol artificial que emula los procesos de la naturaleza de forma metafórica y tecnológica. Su formato remite a lo tecnológico y a lo orgánico a la vez. Es un árbol que “siente”, sus hojas se mueven por el viento y la luz del sol le permite realizar una suerte de “fotosíntesis  artificial”. Paneles solares activan pequeñas bombas de agua que llevan el fluido hasta las hojas donde se derrama en finas gotas volviendo el liquido al suelo. El agua es recolectada y nuevamente impulsada a través de pequeños tubos en el interior del tronco y ramas del árbol hasta llegar a sus hojas para volver comenzar  el ciclo.